domingo, 18 de octubre de 2015

Háblame de Victoria

Traer a Daniela al Beso de Luna no ha sido fácil, pero ha valido la pena. Si estuviese en mi mano la invitaría a quedarse aquí, acunada por el rumor de las olas, protegida por las palmeras y los jazmines, arropada por el fuego de los velones. Contempla el Beso de Luna con embeleso. Sé por el brillo de su mirada que este lugar la abraza, estimula sus sentidos, la obliga a soñar.
He elegido para las dos un vino tinto con cuerpo y alma. Un caldo que seduce al paladar, relaja la mente y suelta la palabra.
—Está muy bueno —dice en voz baja, relamiéndose con timidez el labio superior.
La observo esperando que se atreva a levantar el rostro y clavarme ese par de flechas que son sus ojos color avellana. Al fin lo hace y un amago de sonrisa se asoma. Se le ve serena.
—Háblame de Victoria.
La simple mención de ese nombre pinta un ligero matiz rojizo en sus mejillas. Vuelve a tomar su copa y da un pequeño sorbo, como para coger fuerzas.
—¿Qué quieres que te cuente?
—Qué te llamó la atención la primera vez que la viste.
—Su mirada —contesta sin dudar.
Aguardo unos segundos. Sé que va a continuar, ya no puede permitirse no hacerlo.
—Tenía una mezcla de asombro y cachorro perdido. Al principio no pude entender la causa. Luego…
—Te lo contó.
—Sí.
Volvió a encerrarse en sí misma un instante, pero yo había abierto el cofre de los recuerdos y éstos sobrevolaban nuestras cabezas con ánimo de cobrar vida.
—Esos preciosos ojos pardos se asombraban de todo, lo amaban todo y mostraban una determinación irresistible.
—Imagino que tú habrás conocido muchos más matices en ellos…
Daniela agarró su copa con fuerza y esta vez dio un buen trago.
—Todos. Los he visto todos: el miedo, el dolor, el deseo, la pasión, el amor, la rabia, la impotencia…y ante todo, la verdad. Victoria me entregó su verdad para que yo hiciera con ella lo que quisiera.
—Y lo hiciste.
—Lo hice.
—Fuiste muy valiente.
—No había tiempo para pensar demasiado.
—¿Te arrepientes?
Su expresión es tan brillante, tan intensa, que paraliza el habla.

Mis noches en el Ideal Room guarda celosamente su respuesta.

10 comentarios:

Belen Moro dijo...

Tenemos a Daniela.Tenemos el vino.Tenemos a Victoria y tenemos el Vodka.Vamos que me las vas hacer el higadillo polvo a las muchachas.Ya te vale Escritora Gruñona.A la próxima me la sacas la Botella de agua,jaja.¿Qué no venden en el Beso De Luna agua?,aunque sea solo para llevar.Anda que...

Mila Martínez dijo...

¿Ya estamos con la Ley Seca? El vino no es alcohol. Es alimento.
Disfruta, deportista.

Belen Moro dijo...

😝😝😝,probando,probando, jajaja.Y otra cosa te voy a decir ,no me comen nada.Mucho vino,mucho Vodka, pero no se me alimentan. Nada, nada,🍶🍶🍶🍶 y una buena 🍔🍔🍔🍔🍔con 🍟🍟🍟🍟.Me encantan los emoticonos😎😎😎😎.

Mila Martínez dijo...

Siento decirte que aquí solo veo cuadritos negros en lugar de tus emoticonos :(
Cuando leas Mis noches en el Ideal Room comprobarás por ti misma que las chicas no solo beben cosas variadas, también comen, aunque no demasiado, y hacen alguna que otra cosa bastante interesante.
Un abrazo.

Belen Moro dijo...

Jajaja jajaja ,con lo bien que me había quedado .Espero que por lo menos una de ellas sea deportista y muy intelectual y además que esté cañón.Que penita,me he portado mal y me han castigado sin emoticonos.No molan las escritoras gruñona,jajaja.

Angelah Ache dijo...

vale, MIla, vamos al grano... Sabes el tiempo que hace que estamos esperando "Mis noches en el Ideal Room" si, lo sé, no es lo mismo beber una copa de vino que escribir una novela... que lleva su tiempo... que hay que hacer lecturas, correcciones, pruebas, galeradas, portadas... pero, el verano ya ha pasado ¿te vas a poner a ello? sin acritud y con mis mejores deseos ;)

Belen Moro dijo...

Jajaja jajaja ,<>,que te están leyendo la cartilla.Menos gruñir y más escribir,jajaja.Y los emoticonos siguen sin funcionar,jajaja

Mila Martínez dijo...

Jajajaja...os quiero. El manuscrito lo tiene la editorial. Si deciden que les gusta os avisaré de la fecha probable de publicación. Ahora, para vuestra información, estoy escribiendo otro (tampoco pertenece a la serie) y lo tengo bastante adelantado ;)

Belen Moro dijo...

Jajaja jajaja pués yo no te quiero nada,bueno si a tu mente maravillosa.Ya podías contarnos un poquito más de tu nuevo libro,como acto de buena fé.Y tú tranquila,que ya te perdonamos jajaja.A este blog le faltan emoticonos,jajaja.Te voy a colapsar el Twitter para motivarte un poco.Escritora gruñona,me encanta tu nuevo alias.

Hermana mayor dijo...

Tres dias me ha durado la alegría, tres...ha sido agradable interesante muy interesante muy agradable y...muy corto. Perfecto. Gracias de nuevo. A esperar otra vez para volver a leer. 👏👏👏🌹😘