miércoles, 24 de diciembre de 2014

Feliz Navidad desde el Ideal Room

Pequeñas partículas blancas, etéreas, bailan ante mis ojos y me acarician la cara con un aleteo leve antes de morir desvaneciéndose en agua. Ya no sé si lo que me moja las mejillas es la nieve o las lágrimas.
Desde cierta distancia contemplo las cuatro líneas negras que rasgan la calle de la Paz de inicio a fin. Los copos todavía no han acumulado el ímpetu suficiente para tapar los raíles. Un tranvía traquetea dos cuadras más allá, mientras al fondo se yergue la torre de Santa Catalina. Camino ignorando el roce helado en mi rostro. Soy una intrusa dentro de esa imagen congelada en el tiempo. Un Ford negro avanza hacia mí despacio, ampuloso, recorriendo la calle en sentido contrario al que conocemos. Decenas de hombres atrincherados en sus cazadoras de cuero y sus gabanes entremezclan acentos en la acera, ante la entrada del Café Continental. El frío me molesta en los párpados, pero no puedo dejar de mirar. Dos mujeres se apresuran agarradas del brazo. Un niño grita en una esquina agitando un periódico en el aire. Apretados contra su cuerpo lleva un puñado de ejemplares que necesita vender cuanto antes; la fina nieve los empieza a humedecer. Me guarezco como puedo bajo los gruesos toldos que cada pocos metros se asoman sobre la acera. Por fin llego hasta la confluencia con la calle Comedias y me detengo, sintiéndome arropada por la cubierta del Café Ideal Room. Observo con devoción las letras I/R forjadas en hierro que sobresalen en medio de la puerta. Noto los latidos del corazón en el cuello. La mano derecha se envalentona y empuja. Mi mirada ávida navega entre la bruma generada por los cigarrillos y localiza de inmediato la mesa. Victoria, Daniela, Gerda y Ted me reciben con una sonrisa deslumbrante ¡Feliz Navidad! gritan al unísono.

Feliz Navidad os deseo desde Mis noches en el Ideal Room.



8 comentarios:

Angela Marcela Torres Bolaño dijo...

Feliz Navidad desde colombia tambien y ansiando entrar en Mis noches en el Ideal Room, muy pronto...
Gracias Mila por estas historias maravillosas. Y Prospero año nuevo para todas.

eleygrey dijo...

Qué ganas de conocer un poco más esta otra ciudad. Vivir nuestra ciudad desde aquel tiempo.
¡Ansiosa ando, compañera!

Mila Martínez dijo...

Querida Ángela Marcela, encantadísima de que hayas entrado por aquí desde tan lejos. Espero que pronto puedas saborear esta nueva historia. Un abrazo enorme.

Mila Martínez dijo...

Querida Eley, compañera, espero y deseo que te dejes envolver por aquella Valencia nuestra tan distinta y tan igual... Un beso enorme.

Marga dijo...

FELIZ AÑO NUEVO MILA...Siempre esperando todo lo que sale de tu mente prodigiosa y cobra vida en nuestro entorno.
Miles de besos

Anónimo dijo...

Gracias por hacernos partícipes de tus historias, que son las nuestras.
¡Felices fiestas y año nuevo 2015!
Un abrazo. Asun

Mila Martínez dijo...

Os deseo un 2015 lleno de magia a las dos, Marga. Gracias por estar ahí y regalarnos tu arte.
Besos.
Mila

Mila Martínez dijo...

Un beso enorme, querida Asun. El año que viene promete... espero que cumpla.
Un abrazo.
Mila