jueves, 27 de junio de 2013

Celebrando


—¿Sara no ha venido? —pregunta Mel a Patricia llevándose el champaña a los labios.
—Llamó esta tarde. Cancelaron su vuelo, no llegará a tiempo. Me ha pedido que le dediquemos un brindis.
—¿Y tú cómo estás? —continúa Mel.
—Un poco nerviosa, no voy a mentirte.
—¿Crees que vendrán?
—Me lo han prometido. Confío en su palabra.
Codo a codo con ellas, contemplo cómo en el Beso de Luna se respira la eclosión del verano. La luna inmensa derrama su embrujo sobre nuestro local de encuentro, y éste se yergue ufano, engalanado de blanco por los cuatro costados. Decenas de telas ondean bajo las caricias de una brisa que se encarga de refrescar las pieles ya castigadas por los primeros soles de junio; pieles que se contonean, se atraen, se rozan, sabedoras de que en esta época del año despliegan su atractivo más poderoso. De improviso, cuatro mujeres caminan hacia nuestro grupo haciendo temblar con su avance las llamas de los velones que vigilan el sendero. Son ellas. A pesar de que la villa está al límite de su aforo, nuestras visitantes se encargan de secuestrar la atención a cada paso.
—¡Madre mía! —suelta Eva, con la copa a medio camino de la boca.
María le encaja un simulado codazo en las costillas, al tiempo que, continuando con la broma, frunce el entrecejo en un gesto celoso.
—¿Esas son tus amigas? —pregunta Carla con una expresión de asombro que no puede apartar de su cara.
—Sí, han venido al fin —responde Patricia con los ojos entornados. Los destellos verdes de su iris se oscurecen de repente.
—¿De dónde las has sacado? ¡Qué barbaridad! —exclama Fran.
—Impresionantes… —susurra Iván, observando la aproximación de las recién llegadas con la boca abierta.
—Ahí tenéis a las responsables de que La daga fenicia haya ganado el Premio de la Fundación Arena de este año, el antes llamado Premio Terenci Moix de Narrativa LGTB —explica Mel, atenta a la llegada de las cuatro.
—No solo ellas, Mel. Todxs vosotrxs sois la causa de esta celebración, y por ello levanto mi copa y os doy las gracias —intervengo.
Contemplo a la camarera, ataviada con una exigua túnica de color blanco radiante, que se acerca con reverencia a las agregadas para ofrecerles una copa de champaña. En cuanto se aleja, la belleza pelirroja me clava sus impactantes ojos grises y eleva su bebida hacia mí. Una explosión de calor recorre cada una de mis células hasta la raíz del cabello. Ahora sí, es la hora del brindis.

Gracias a la Fundación Arena, que tan importante labor hace en defensa de nuestro mundo y de nuestra forma de vivir, y a mis lectoras y lectores que me incitan a continuar escribiendo. Gracias. Soy muy feliz.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena! Yo también levanto mi copa y brido por tu éxito. Te lo mereces.

Un abrazo. Asun

Anónimo dijo...

MI ESCRITORA PREFERIDA TE LO MERECES.

UN BESO.

TANAGUSTITO

pepitona dijo...

Un brindis por la belleza en que describes lo que creas...Sigue mujer, narra y complacenos con tus bonitas historias de mujeres.

un beso de luna mediterránea

Mila Martínez dijo...

Levanto mi copa y escucho el tintineo de vuestros corazones. Gracias...

Anónimo dijo...

Compartimos Tu alegría y esperamos compartir muchas mas.
Bsos.
Tu Fisio

Mila Martínez dijo...

¡Y yo espero que sigáis ahí, a mi lado! Besos.

Anónimo dijo...

A mí también me hace feliz tu felicidad y me alegro muchísimo de tu éxito, te lo mereces. Esperamos con impaciencia tu nueva publicación... No tardes! Suerte!! Te quiero prima. Besitos.

Mila Martínez dijo...

¡No sabéis la alegría que me da saber que estáis ahí, esperando! Os quiero.

Anónimo dijo...

Concu: ainsssss escritora, voy a poner cámaras en Beso de Luna para enterarme de todo lo que está sucediendo. Aunque si me espero un poquitín seguro que en septiembre ya puedo tener la Daga Fenicia y absorber todo ese mundo con el que disfruto y hago volar la imaginación. Este premio es solo el principio de un largo recorrido, te esperan tantas cosas bonitas ahora mismo que ni te las creerías si te las contaran. Haz lo que te gusta, esa es la mejor recompensa y deja que toda esa mágia que te envuelve llegue a tus lectores/as. Muaksssss...muaksssss...

Mila Martínez dijo...

Querida concu: por ti voy a poner un canal 24 h. en el Beso de Luna, para que puedas seguirlas en directo... Besos miles selenitas.

xispy dijo...

Levanto mi copa para brindar por ellos.
Sara,Patricia,Eva,Maria,Ivan,Fran,Alex,Marcello, Alejandra,Carla y Mel.
Gracias a vosotros hacéis que los días sean horas y que los minutos sean segundos.

Pero no lo hubiéramos logrado sin ti Mila, por la que levanto un poco mas mi copa y te digo"tu si que vales" te mereces que los corazones de todas tus lectoras se junten por un segundo. Y te demuestren que tus libros nos hacen soñar,reir,llorar y sentir...
Gracias por esos millones de momentos que nos das, de las canciones...

Gracias por dejarnos volar por tu imaginación, conociéndote un poco mas! Te mereces este premio y muchos mas!!!
Laura

Mila Martínez dijo...

Querida Laura: tu ya formas parte de esta gran familia. Un beso.

Angelica Concha dijo...

Simplemente gracias porque he vuelto a sentir, he vuelto a creer en el amor, y he vuelto a vivir...muchos años en lágrimas en silencio...disfruto, vibro con cada una de tus lineas...estoy pasando por un dolor desgarrador el ver como cada día se apaga la vida de mi madre y tus lineas me calman...gracias... se despide Huellas...

Mila Martínez dijo...

Gracias a ti, Angélica, por acercarte a mis historias. Y, sobre todo, mucha fuerza para enfrentarte a la vida. Un abrazo.