jueves, 10 de mayo de 2012

Mel, Iván y Fran tras la daga fenicia


Esta noche no cabe un alma en el Beso de Luna. Un inusual calor a principios de mayo nos ha sacado a todos de casa buscando las añoradas alegrías del verano. El aroma de los velones mezclado con el salitre satura nuestras fosas nasales mientras saboreamos el cóctel más famoso del local.

—Ya tenía ganas de encontrarme con vosotros. A Mel la veo mucho más a menudo —les digo a los chicos.

Iván me enseña una hilera de dientes perfectos y blanquísimos al desplegar una sonrisa que es casi una seña de identidad, volviendo todavía más atractivo su bronceado natural.

—La verdad es que ya hacía tiempo que no quedábamos contigo aquí.

—Siempre es un placer verte, ya lo sabes —me dice Fran haciendo brillar sus inteligentes ojos azules.

—Yo opino que era imprescindible que vinieran, puesto que su papel en La daga fenicia es crucial —interviene Mel.

Fran la coge de la mano y deposita un leve beso en el dorso.

—Eso es cierto. Cuéntanos algo, Fran —sugiero.

El pasa los dedos por sus rizos entrecanos y me mira sopesando lo que va a decir.

—Me pones en un aprieto, aunque a ti eso te encanta. Bueno, lo que puedo contar es que nos embarcamos todos en un viaje bastante misterioso. En un principio nos aventuramos sin saber muy bien qué íbamos a descubrir.

—Tengo que decir que sin él no hubiéramos sabido por dónde empezar —añade Mel.

—Es cierto. En esta entrega nos hacía mucha falta un especialista en Historia del Arte —afirmo—. Por cierto, también conocimos una faceta tuya que resultó imprescindible en un momento dado, ¿no, Iván?

El se ríe con ganas.

—Desde luego, aunque no puedo revelar mucho. Solo diré que nos aproximamos al límite legal…y nos lo saltamos.

—Pero era cuestión de vida o muerte. Digamos…fuerza mayor —ríe también Mel. Sus ojos dorados me miran con picardía.

—Creo que ese viaje fue también muy significativo por algo que ocurre entre Carla y tú —sugiero.

—En general fue muy desconcertante para todos y muy instructivo para algunos.

Ya sabéis algo más.

La daga fenicia se acerca y quiere clavarse hondo, muy hondo…

15 comentarios:

Tallina dijo...

Sin comentarios....

Marvel Girl dijo...

Cuándo sale a la venta ya, por tu madreeee!!!

Anónimo dijo...

quiero leerlo ya, pero ya, ya, ya. por Dios que impaciencia.
Laura de Tallina

Tallina dijo...

jajaja. Mi mujer es peor que yo....

Mila Martínez dijo...

Jajajaja...me encantais, chicas. Un beso a todas.

Anónimo dijo...

¿Y cuanto falta en el horno?
Besos. Asun

Anónimo dijo...

Ya te vale¡ Así no se puede tratar a tus lectores,je,je
A ver si sale pronto que esta aventura promete más que ninguna.Que siga la daga...

Anónimo dijo...

Ya te vale¡ Así no se puede tratar a tus lectores,je,je
A ver si sale pronto que esta aventura promete más que ninguna.Que siga la daga...Perdón, la Saga.
Un Beso .
Tu Fisio.

Mila Martínez dijo...

Jajajaja... el horno está que arde, Asun. La daga y la saga seguirá, queridx fisio. Besos.

Noris Marcia dijo...

Un blog precioso, primera vez que te visito y me han encantado tus letras. Un saludo cordial desde EEUU.

Mila Martínez dijo...

¡Bienvenida Noris! Espero que te quedes... Un abrazo

Tu hermanita dijo...

Querida hermanita...me sigues teniendo encantada, para variar...te quiero.

Mila Martínez dijo...

¡Y yo a tí!

eden dijo...

Deseando estoy dejarme envolver de nuevo por tus palabras...y que me lleven donde quieran...

Mila Martínez dijo...

Y yo estoy deseando que lo hagan, querida Eden...