viernes, 16 de abril de 2010

Mel y Patricia

El fin de semana está cubriendo ya con su sabor el Beso de Luna. Se respira en las vibraciones del ambiente. Y no sé si os habéis dado cuenta de que es primavera. Aquí es imposible ignorarlo. El aroma del jazmín se introduce en nuestro cerebro acelerando las pulsaciones, iluminando los ojos con un brillo espectacular… El brillo que estoy admirando en estos momentos en dos pares de ojos embrujadores. —Hola chicas. Me encanta veros de nuevo por aquí. Nosotras somos las encantadas —responde Mel sonriendo seductora. —Mel tiene razón, esperamos siempre con ansia que nos cites aquí para algo, es muy estimulante —remarca Patricia con un destello pícaro en el sublime verde de su iris. —Un pajarito me ha dicho que estáis un poco nerviosas por las vicisitudes que la gente va a conocer en breve. —Es que queda tan poco… —dice Patricia echando su melena hacia atrás con un además nervioso. — ¿Te han dicho que se publica en junio, no? —pregunta Mel. —Eso parece. No os queda nada para que la gente sepa por lo que habéis tenido que pasar…—sonrío ahora con cierta maldad mientras bebo un sorbo de otro excelente vino valenciano: Falcata Casa Gran, de las Bodegas Pago Casa Gran de Moixent. El destacado sabor de la fruta negra madura con toques de regaliz revela la combinación de diversas variedades de uva mediterránea: garnacha tintorera, monastrell, shiraz… —No ha sido fácil —dice Mel saboreando su copa—. La verdad es que nos has puesto en una situación…que no me gustaría calificar. Ya verás cuando hables con Carla… —Y a mí podías haberme enviado un poco más lejos…—suelta Patricia con ironía sutil. —Bueno, no os quejéis, que no lo habéis pasado tan mal, después de todo —les contesto riéndome. —Eso lo tendrán que decidir nuestros lectores —replica Mel. —En breve lo sabremos. Por cierto, chicas, quisiera hacer un brindis. Es un día muy especial para dos amigas mías que se casan hoy. —Muy bien. Entonces, ¡por ellas! —exclama Patricia levantando su copa. El tintineo del cristal acompaña las sonrisas de las tres. Bebemos y nos deleitamos de nuevo con el elixir mágico de nuestras copas. —Nos volveremos a encontrar muy pronto para comentar lo que opina la gente de vuestra aventura, ¿qué os parece? —Esperaremos ansiosas, como siempre. Nos quedamos un poco más entre la intensidad del jazmín, el salitre del mar y el aroma de los velones que acaban de encender por doquier, para seguir comentando entre risas y reproches las experiencias que han tenido que sufrir nuestras amigas. Pero el contenido de esta conversación os está vetado por ahora... Pronto lo conoceréis. Tras la pared se publicará, si nada lo remedia, en junio. Sara y Ana Belén: ¡va por vosotras!

5 comentarios:

CARLOS dijo...

Mientras esperamos a junio me gustaría brindar también por Sara y Ana Belén: ¡¡ FELICIDADES!!

Aprendiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aprendiz dijo...

Voy a intentar de nuevo dejar mí comentario, antes me ha dado problemas...

Bueno, a lo que iba, muchas gracias Mila por tu brindis y gracias a ti también Carlos. Ha sido una ceremonia y un día inolvidable para recordar el resto de nuestras vidas. Mi chica estaba preciosa, para no dejar de mirarla un segundo.

Un abrazo de Ana Belén y mío.

Mila Martínez dijo...

Un fuerte abrazo para las dos

Anónimo dijo...

Ganas tengo de que se publique, ya.Estas chicas merecen continuar sus vidas,asombrandonos continuamente.
Ah, y enhorabuena por eso que nosotros y vosotras ya sabeis..
Besos.
Tu Fisio.